El PSOE muestra su “sorpresa” por el rechazo del PP de Potes a la solicitud de apertura del matadero comarcal

El PSOE muestra su “sorpresa” por el rechazo del PP de Potes a la solicitud de apertura del matadero comarcal

La portavoz socialista en Potes, Rocío Rábago, señala la incongruencia de rechazar la moción cuando en el propio PP ha votado a favor en otros municipios de la comarca
 
Según Rábago, “el matadero comarcal de Liébana es una infraestructura de máximo interés para la comarca lebaniega por lo que esperamos que esta situación se arregle a la mayor brevedad posible”

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Potes, Rocío Rábago, muestra su “sorpresa” ante el rechazo por parte del equipo de gobierno del Partido Popular en este municipio de una moción socialista en la que se solicitaba “con carácter de urgencia” a la Consejería de Medio Rural Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantábrica la puesta en funcionamiento del Matadero Comarcal de Liébana.

Según Rábago, es “especialmente llamativa esta postura del PP de Potes dado que la misma moción ha sido aprobada por unanimidad en el Ayuntamiento de Pesagüero, con un alcalde del PP”.

“El matadero comarcal de Liébana es una infraestructura de máximo interés para la comarca lebaniega por lo que esperamos que esta situación se arregle a la mayor brevedad posible”, reitera.

La edil socialista explica que “el proyecto del matadero comarcal de Liébana se gestó en los años 80 a propuesta de una iniciativa del PSOE de Liébana para generar empleo y un mayor desarrollo del sector ganadero en la Comarca de Liébana”.

En el año 2009, el Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Medio Rural Pesca y Alimentación finalizaba las obras del matadero comarcal de Liébana que entregaba para su posterior gestión a la Mancomunidad de Municipios de Liébana. En el año 2011 se adjudicaba en fase de concurso el aprovechamiento del Matadero a la empresa Carnes Picos de Europa-Liébana SL, periodo hasta que en su cierre en 2013 se gestionó de forma “ineficaz y sin ningún control” por parte de la Mancomunidad presidida por Javier Gómez Ruiz alcalde de Potes. Transcurrido ese periodo de tiempo, la empresa adjudicataria abandona la explotación generando una deuda de más de 60.000 € que ha recaído en la Mancomunidad y a todos nuestros vecinos y vecinas sin contar el perjuicio que le ha ocasionado al sector ganadero de Liébana.

Siendo presidente de la Mancomunidad Julio Cires Martínez del PSOE, se ha llevado a cabo la condonación de la deuda adquirida con la empresa eléctrica y realizado una encomienda de gestión revirtiendo las instalaciones del matadero a la Consejería de Medio Rural Pesca y Alimentación que se ha hecho cargo de la dirección y mantenimiento de las instalaciones.

Por último, Rocío Rábago asegura que “esta situación demuestra las dos diferentes maneras de entender la gestión pública en la comarca: la irresponsabilidad, torpeza y desprecio por lo público del Partido Popular y el respeto por los proyectos orientados al fomento del empleo, y la responsabilidad por el patrimonio común de la comarca demostrado por el Partido Socialista”.